¿En qué me fijo antes de pedir mini préstamos?

mini prestamos pepe dineroEl auge de los créditos rápidos online ha llevado a la aparición en el mercado de cada vez más empresas de mini préstamos. Los mini créditos son productos financieros relativamente sencillos de contratar y la mayoría funcionan de forma bastante similar. Lo más habitual a la hora de solicitar un mini préstamo es mirar el precio y buscar el mini préstamo más barato: el coste de los mini préstamos de PepeDinero, por ejemplo, es de 1 Euro al día, uno de los más baratos del mercado, mientras que otros mini préstamos cuestan entorno a los 2 Euros al día.

Sin embargo, además del precio hay otros factores que debemos de tener en cuenta antes de pedir un crédito.

¿Aceptan ASNEF?:  Aunque los requisitos para pedir mini préstamos suelen ser muy inferiores que los de solicitar un préstamo bancario, la mayoría de empresas de mini créditos no aceptan a clientes con ASNEF.  Algunas empresas como Cashper, PepeDinero o Cashper sí los conceden. Normalmente los requisitos son que la deuda no ascienda a más de 1.000 Euros ni esté relacionada con ninguna entidad financiera.

¿Qué pasa si no pago?: Atrasarse en los pagos de un mini crédito nos puede acabar saliendo muy caro. Sin embargo, cada vez más empresas permiten la ampliación de plazos mediante la contratación de prórrogas. Si no estamos 100% seguros de que vamos a poder devolver el dinero en el plazo estipulado, es una opción que nos puede resultar interesante.

¿Y si quiero devolver el dinero antes?: Algunas empresas ofrecen la opción de realizar una amortización anticipada gratuita y pagar solo por el tiempo en el que hemos estado utilizando el préstamo.

Aprovecha las ofertas: Muchos prestamistas lanzan ofertas para captar clientes nuevos: créditos gratis, descuentos…¡Aprovéchalas y busca siempre el mini préstamo más barato!

Está claro que la elección de un mini préstamo u otro depende de bastantes factores.  El precio es, sin duda, uno de los más importantes, pero también lo son los requisitos y las facilidades en la devolución. Antes de solicitar un mini préstamo por internet, compara las distintas opciones.

¿Cuándo me conviene pedir un mini préstamo y cuándo no?

Los mini préstamos son productos diseñados para cubrir necesidades económicas puntuales mientras esperamos a cobrar. Son ideales cuando necesitamos dinero urgente y sin papeleos para gastos imprevistos como una multa o una factura demasiado elevada, hacer un viaje con el que no contábamos o pagar el dentista.

Sin embargo, no es recomendable utilizarlos como fuente habitual de financiación, ya que corremos el riesgo de sobre-endeudarnos. Es importante solicitarlos siempre asegurándonos de que vamos a ser capaces de devolverlos a tiempo y pedir las cantidades que necesitamos.

Una vez hayamos pedido un crédito y lo hayamos devuelto, la mayoría de empresas nos permiten volver a solicitar un nuevo crédito. Además, en general las condiciones para los clientes que repiten suelen ser mejores: amplían los importes máximos y las gestiones son todavía más rápidas, ya que se pueden contratar por sms o con una simple llamada de teléfono sin tener que volver a rellenar todo el formulario.